Welcome!

Welcome to our community forums, full of great people, ideas and excitement. Please register if you would like to take part.

This is extra text with a test link..

Register Now

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

La transferencia embrionaria

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • La transferencia embrionaria

    Muchos de los que estáis inmersos en un proceso de maternidad subrogada estaréis de acuerdo con nosotros en que la transferencia embrionaria es, seguramente, uno de los momentos clave.
    Probablemente es uno de los que se viven con más nervios y angustia, sobre todo ante la incerteza de saber si se ha llevado a cabo con éxito hasta pasados un mínimo de 14 días.
    Por ello, os quiero explicar brevemente en qué consiste técnicamente una transferencia embrionaria y el porqué de su importancia.
    Un sencillo paso
    En sí, la transferencia embrionaria es uno de los pasos más simples en el complejo mundo de la gestación subrogada, ya que tan solo es la introducción de los embriones en el útero de la madre gestante.
    Es un procedimiento muy sencillo que apenas tiene una duración de 5 o 10 minutos, pero su resultado es, tal vez, el más deseado y esperado de todos.
    En este sentido, para que sea concluyente hemos de esperar alrededor de 14 días a que se lleve a cabo el análisis de sangre, donde analizamos la hormona HGG.
    Otra opción es mediante los test de embarazo en orina a los 7-9 días, aunque sus resultados no suelen ser concluyentes y recomendamos esperar los 14 días para realizarlo, porque la cantidad de hormona HCG es mayor conforme pasan los días, en el caso de haber embarazo.
    Reposo o vida normal
    Muchos futuros padres y madres mediante gestación subrogada suelen estar muy pendientes del estilo de vida de la madre gestante justo después de la transferencia embrionaria, lo que a veces puede provocar cierto estrés.
    Pues bien, según los últimos estudios, lo más importante es seguir llevando una vida normal, con lo que hay que dejar atrás mitos como el reposo absoluto o dormir mucho.
    Aunque, evidentemente, hay ciertas actividades con las que habrá que vigilar como levantar peso o movimientos bruscos.
    Cómo gestionar la betaespera
    El tiempo de espera entre la transferencia y el resultado del test de embarazo es de los momentos de mayor ansiedad de todo el proceso de maternidad subrogada.
    Por ello, en este punto es muy importante que te apoyes en tu agencia de subrogación.
    Es vital que nuestros futuros padres se mantengan positivos y confiados, pero que a la vez se mantengan preparados ante un posible resultado negativo.
    Y, si pasados 14 días, el resultado es positivo, ¡felicidades!.
    Pero si es negativo, es importante mantener una actitud positiva y no perder la esperanza.
    Ya que una primera transferencia embrionaria fallida no es para nada determinante.
    ¡Habrá que focalizar toda la energía en que la segunda sea la definitiva!

  • #2
    Cuando uno lleva a cabo la transferencia de embriones siempre tiende a pensar que saldrá con éxito.
    De hecho, suele ser el final de varios meses de gestiones, nervios y trabajo.
    La donación de óvulos o esperma, la elección de la madre gestante, los contratos con los abogados, la medicación…
    Todo esto queda atrás para iniciar la segunda fase del proceso: el embarazo.
    Pero no siempre la transferencia de embriones suele funcionar en el primer intento.
    Con lo que hay que estar preparados ante un posible resultado negativo.
    En este caso, el asesoramiento de la clínica de reproducción asistida es vital.
    ¿Por qué no siempre es positiva la transferencia?
    Una buena preparación antes de la transferencia es entender porqué a veces puede no ser exitosa.
    Hay que tener en cuenta que la tasa de éxito suele de del 60-70%.
    Aunque depende mucho del país de destino, la calidad de los embriones, la madre gestante… y también un poco de fortuna.
    De hecho, algunos especialistas aseguran que la transferencia con más tasa de éxito es la segunda.
    Ya que es cuando el útero de la madre gestante está más preparado y se ha acostumbrado mejor a las hormonas.
    Por eso, es importante informarse previamente del estado de los embriones que se van a transferir.
    El estado de salud de la madre gestante, y también de las posibles causas de transferencias fallidas.
    De hecho, en la mayor parte de los casos el éxito o no de una transferencia viene determinada por la calidad de los embriones, y en especial por el material genético aportado por la parte biológica del futuro bebé y del donante de esperma o la donante de óvulo.
    Cómo gestionar un resultado negativo
    Primero de todo, hay que tener claro que un resultado negativo en la prueba de embarazo nunca supone un fracaso.
    No hay que verlo con desesperación, y hay que concentrar toda la energía en que la siguiente transferencia sea la buena.
    Para eso, hay que confiar en la agencia de gestación subrogada, que tiene que encargarse de analizar los porqués y ofrecer un apoyo psicológico tanto a los futuros padres como a la madre gestante.
    De hecho, en procesos de gestación subrogada –debido a su complejidad- hará que a lo largo del camino nos encontremos más de una piedra u obstáculo que habrá que sortear.
    Pero con unos correctos compañeros de viajes –agencia de subrogación, clínica FIV y madre gestante-, éstos suelen ser pequeños baches que no impiden llegar a la meta de la forma más feliz: tener tus propios bebés y crear una familia.

    Comentario


    • #3
      Claves para una transferencia embrionaria exitosa: ICSI
      En la vorágine de terminologías, nombres y técnicas que acompañan a cualquier proceso de gestación subrogada o de tratamiento de reproducción asistida.
      Es muy habitual que nos sintamos estresados por un exceso de datos que no sepamos exactamente qué son ni para qué sirven: PGD, PGS, ICSI, FIV…
      Probablemente no sepamos de qué nos hablan, y por eso en este blog intentamos ir desgranando su significado y su utilidad.
      Hoy averiguamos qué es el ICSI, siglas de Fecundación in Vitro con microinyección intracitoplasmática


      La importancia del ICSI

      Se trata de una técnica que busca inseminar el óvulo a través de la microinyección de un espermatozoide en su interior.

      Se suele usar para casos de infertilidad masculina, ya que se selecciona el mejor espermatozoide y se inyecta directamente en el interior del ovocito.

      De este modo, no es tan importante la movilidad del espermatozoide.

      Ya que el trabajo de inseminación de hace mediante una aguja.

      Este proceso, que puede parecer complejo, es cada vez más habitual en los procesos de fecundación In Vitro.

      De hecho, en un principio se solía reservar para casos en los que el hombre presentaba problemas de fertilidad y requería técnicas que mejoraran la fecundación.

      Pero, actualmente, esto ha cambiado un poco y suele habitual con el fin de aumentar las tasas de éxito en las transferencias embrionarias.

      El espermiograma

      Aunque la técnica ICSI está bastante aceptada, es importante remarcar que su utilización se convierte en imprescindible para casos de infertilidad masculina.

      De hecho, en procesos de gestación subrogada –y en especial en parejas de hombres- uno no suele ser consciente de que tiene problemas de fertilidad una vez estás inmerso en el proceso.

      Por ello, es tan importante que la clínica reproducción asistida lleve a cabo un análisis y diagnóstico previo de los futuros padres de intención, mediante un espermiograma.

      En él podremos analizar multitud de datos que nos serán de ayuda para aumentar las posibilidades de éxito de un proceso de maternidad subrogada en el primer intento.

      El espermiograma se puede pedir en la sanidad pública y mide la cantidad y calidad de los espermatozoides: su movilidad, su morfología, su cantidad…

      Datos que servirán a la clínica de reproducción asistida para establecer la mejor técnica a utilizar para que nuestro proceso de fecundación sea todo un éxito!


      Comentario


      • #4
        En cada uno de los factores dirigidos al tratamiento de la infertilidad hay muchos detalles y matices. Las tecnologías de reproducción asistida son las que determinan el éxito de la fecundación in vitro.
        Una de las etapas más críticas de un programa de fecundación in vitro es el momento de la transferencia de los embriones al útero de la mujer.
        Aparecen preguntas como: ¿Cuáles son los embriones que se van a transferir?, ¿Cuántos embriones se transferirán?, y ¿Cuándo es mejor hacer la transferencia?
        Se suelen transferir los embriones con mayores posibilidades (los de buena calidad según criterios morfológicos).
        La respuesta a la pregunta de cuantos embriones es mejor transferir, no es del todo clara hoy en día, pero generalmente se recomienda transferir no más de 2 embriones.
        Otra pregunta clave: ¿Cuando es el mejor momento para hacer la transferencia? En un programa estándar de fecundación in vitro los embriones, como regla, se transfieren al 2 o 3 día de la punción de los folículos cuando están en la fase de 4-8 blastomeros, aunque en esta fase del desarrollo no es posible valorar en su totalidad las capacidades del embrión para su posterior crecimiento (los criterios morfológicos no son totalmente inequívocos).
        El alargamiento del tiempo de cultivo a 5 días muestra que parte de los embriones que se creyeron buenos en un inicio dejan de desarrollarse, u otros que no eran tan buenos empiezan a desarrollarse con una fuerza formidable, mucho mejor que los primeros días. Por ello el cultivo hasta el 5 día, es decir, hasta la etapa de blastocisto, permite elegir los embriones con el mayor potencial para la implantación.

        Dependiendo del día de la transferencia los porcentajes de embarazo varían:
        • Transferencia en el 1 día, 17-18%
        • Transferencia en el 3 día 38-41%
        • Transferencia en la etapa de blastocisto, 43-48%

        Comentario


        • #5
          ¿Qué tal, como les va?. Cuando he leído este post se me ha revuelto el estómago para bien, porque me ha hecho recordar la situación que viví y los nervios que se pasan.
          En mi caso, he sido madre subrogada en ucrania aunque yo si he podido gestar a mi hijo debido a que en mi matrimonio es mi marido la persona que no es fértil. La verdad es que después de haber pasado por una adopción muy amarga porque no recibimos noticia alguna en mucho tiempo... decidimos plantearnos la subrogación. Tardamos tiempo en empezar porque buscamos mucha información y estudiamos las clínicas y sus servicios.. asíque desde que lo decidimos hasta que empezamos pasarían más de 4 meses. He de decir que son situaciones difíciles y que hay que estar muy seguro de las manos en las que pones tus sueños, tu cuerpo y tu salud.
          Como bien dije antes decidimos Ucrania porque leímos muchas historias muy buenas y el precio era muy asequible la verdad, los servicios eran excelentes y cuando nos pusimos en contacto con ellos, nos dieron mucha tranquilidad y seguridad.
          Tuve dos intentos hasta que me quedé embarazada y puedo decir que esa espera ya era dura, porque cuando entras en las clínicas llegas a emocionarte pensando que quizás a la primera salga todo bien y no es así. Los profesionales en ningún momento te garantizan que sea llegar y besar el santo. Al contrario, creo que te hacen ver la realidad. Ellos te dicen que no pasa nada sino es a la primera, puede ser a la segunda o a la tercera y no por eso pasa nada.
          Recuerdo que cuando me implantaron el embrión iba muy asustada... me imaginé un proceso muy largo y doloroso. TOTALMENTE EQUIVOCADA, lo que hace leer comentarios de personas que no tienen ni idea de lo que realmente es. Fueron escasos 10 minutos y puedo decir que no sentí absolutamente ni una gota de dolor. La primera vez no cuajó pero a la segunda fue la vencida. Que nervios!! las semanas de espera después para saber el resultado fueron horribles de la intranquilidad y de la impaciencia.. pero la clínica hizo que me apoyara en ellos, y así fue.. todo se hizo mucho más llevadero. Les agradeceré toda la vida a la clínica lo feliz que lograron hacerme. Una buena elección de la clínica hace mucho. Ánimo chic@s.!! .

          Comentario

          Trabajando...
          X