Welcome!

Welcome to our community forums, full of great people, ideas and excitement. Please register if you would like to take part.

This is extra text with a test link..

Register Now

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Por qué quería ayudar a tu papá y mamá?

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ¿Por qué quería ayudar a tu papá y mamá?

    Querida Katie,

    En menos de una semana, verás el mundo por primera vez, sentirás el tacto de tus padres e irás a la comodidad y seguridad de tu propia casa. Me encuentro con ganas de escribirte hoy, mientras puedo sentir tu vida todavía dentro de mí. Es difícil expresar en palabras lo que siento y lo que quiero que sepas de mí. Supongo que un buen comienzo sería el principio, y mis motivaciones para ayudar a tus padres a tener un hijo.

    Antes de tener a Ryan y Karen, sabía que quería tener hijos. Quería hijos nacidos del amor entre mi marido y yo. Solía imaginar qué habría hecho si después de intento tras intento no pudiera tener hijos. Estoy segura de que sentiría un vacío enorme en mi vida…vacío que no podría llenar. Afortunadamente para mi, tuve hijos sin fácilmente. Ryan y Karen han llenado mi vida con mucha alegría, lo que hace sentirme realizada y sin palabras adecuadas para expresarlo.

    Cuando me enteré de que tus padres intentaban tener un hijo y que estaban tristes y solos porque no podían, sabía que les quería ayudar a experimentar la misma alegría que he disfrutado con mis hijos. Aunque un embarazo no es todo el tiempo un juego o una diversión, disfruto estar embarazada…sentir una vida crecer dentro de mí.

    En los dos primeros intentos no pasó nada. ¡En el tercer intento tenías todas las de ganar! Nunca me olvidaré del momento en que dije a tu madre: “¿Está lista para ser mamá?” No me creía, entonces dije: “No estoy bromeando. ¡Estamos embarazadas!” Tu madre se puso a llorar.

    Ryan y Karen recibieron bien el embarazo. Ryan tenía muchas ganas de seleccionar un regalo especial para ti y todos los días me recordaba de tocar la música del oso de peluche musical para ti. Aunque tenía muchas ganas de verte, también me dijo que se alegraría cuando nacieras porque yo podría acompañarlo de nuevo en el Jacuzzi. A Karen le encantó hablar contigo. Veía a otras mujeres embarazadas y me preguntaba: “¿De quién será ese bebé?” Sé que siempre serás muy especial para ella. Ray ha sido un marido maravilloso aguantando mis dolores y cambios de humor. Nunca entendió por qué quería estar embarazada de nuevo, pero me apoyó totalmente y se alegra mucho de ayudar a tu mamá y papá a tener una familia.

    Sentirte crecer dentro de mí ha sido una experiencia alucinante e increíble. Ayudar a tus padres crear una nueva vida en el mundo me ha dado mucha alegría y satisfacción. Quiero que sepas que tengo sentimientos muy especiales hacia ti. A pesar de estos sentimientos, nunca tuve duda alguna de que perteneces a tus padres. Siempre tendrás un lugar especial en mi corazón. Te echaré de menos cuando vuelvas a tu casa, pero también me sentiré fenomenal sabiendo que he ayudado a tus padres a tener al hijo que siempre han querido. Sé que te amarán y valorarán tanto cualquier bebé puede ser amado y valorado. Mi único deseo es que tu vida sea feliz, llena de amor y satisfacción personal.

    Con mucho cariño,
    Joyce

  • #2
    Tengo 25 años y tres hijos. Vivo con mi pareja, de 33 en barrio San Lorenzo, en una pieza de cuatro por tres metros. Con el último embarazo, fui despedida de mi trabajo.

    Justo este año me habían blanqueado, estaba re contenta. Pero cuando se enteraron que estaba embarazada comenzaron a restringirme los horarios hasta que finalmente no me dejaron trabajar más.

    Quedé con un bebé recién nacido, dos chiquitos de 5 y 3 años y sobreviviendo con las changas que hace mi marido. Y fue en ese momento de desesperación cuando surgió la idea.

    Con mi marido estuvimos hablando muchísimo del tema. Sabemos que existe la posibilidad de que la pareja en la mitad del proceso se arrepienta, o que por algún motivo no quiera al bebé.

    Pero también sabemos lo hermoso que es tener hijos y cuántas parejas lo desean y no lo pueden lograr. Entonces, lo que nos llena de esperanza es la idea de que este proceso podría concretarse sería una ayuda mutua entre dos familias. Ellos podrían tener su bebé y nosotros un lugar donde vivir

    El aporte que nosotros podemos hacer –continuó– es que la gestación sea sana. Yo ya tuve tres embarazos muy sanos, sé cómo llevarlos adelante, me cuido muchísimo. Pero, por otra parte, no consigo trabajo ni un lugar donde vivir. Hace más de cinco años que me anoto en todos los planes de vivienda, que recorro las secretarías de urbanismo y nadie me da respuestas.

    Y mientras tanto, hay personas que económicamente están bien, pero que sufren por no poder tener su hijo. Si se hace de manera honesta, se solucionan dos problemas profundos.

    Me parece que los detalles habría que acordarlos entre las dos familias. Pero, en los casos que yo conozco, la pareja que quería el bebé compraba la casa a su nombre y cuando el chiquito nacía y se lo daban, pasaban la propiedad a nombre de la mujer que les alquiló el vientre. Después, respecto del desarrollo del embarazo, la pareja debería decidir cuánto se quiere involucrar y si quiere acompañar el proceso.

    Creo que uno tiene que ser muy fuerte y tener siempre en claro qué es lo que quiere. Yo quiero una casa para mis tres hijos, para que tengan un lugar seguro donde vivir. Me gustaría seguir estudiando también, yo terminé el secundario y quiero estudiar enfermería. Si uno tiene la mira puesta en eso todo debería andar bien.

    Comentario


    • #3
      Tess Draper tiene 34 años, es norteamericana, vive en el estado de Idaho, tiene dos hijos biológicos con su marido, y otros dos como madre de alquiler. Es además directora de una agencia de madres de alquiler o gestación subrogada o por sustitución.

      Tess afirma que entró ”en este mundo” hace diez años, cuando ya había dado a luz a sus dos hijas biológicas. Asegura que se preguntó porque no podría ayudar a otras parejas. Dos días después vió una anunció demandando madres gestantes y pensó que aquello era una señal y acudió al centro en cuestión. Desde el primer momento su marido le apoyó.

      Rellenó todo tipos de formularios (sanitarios, sociales, psicológicos, legales..) y dijo que estaba dispuesta a ayudar a cualquier tipo de familia.

      Finalmente le presentaron a una mujer sin útero: ”Desde el primer momento conectamos”. Cenaron las dos familias juntas, incluidas las hijas de Tess, a las que les explicó que “no entregaba un hermano, que ayudaba a una familia a tener un hijo”.

      Siempre, asegura, tuvo claro que el bebé que gestaba no era su hijo. Este bebé, es ahora una niña que tiene nueve años. Las familias se relacionan e incluso se han ido todos juntos de vacaciones.

      La segunda vez que gestó un bebé para otro, también una niña, fue para un padre soltero.En un momento de su declaración, Tess no puede contener su emoción: ”No puedo imaginar mi vida sin hijos” y por ello entiendo el deseo de otros padres.

      Si tu no cuentas primero con tus hijos “sería muy duro” entregar el primer bebé que tienes. No le parece bien que la madre gestante cambie de opinión a posteriori y se quede con el hijo “porque sería un robo”. (La ley británica lo permite).

      A la hora de escoger a los padres para ser su madre gestante valoró que estuvieran muy, muy seguros de que deseaban tener un hijo.

      Como directora de una agencia que se dedica a este tema, cree que los motivos personales pesan más que los económicos en el 70% de las mujeres que han sido gestantes para otros, y lo económico en el 30% restante. “Hay- concluye- muchos motivos por los que una mujer puede desear ser madre subrogada”.

      Tess considera muy importante que la madre gestante o subrogada tenga sus propios hijos primero y que no haya conexión alguna biológica, en el sentido de que el embrión que le implantan no tenga ni sus óvulos ni el semen de su marido.

      Comentario


      • #4
        Tess es una mujer valiente y deja el rol de la mujer en un puesto muy alto.
        Las cicatrices del alma en las mujeres que no pueden concebir son muy profundas y una persona que haya podido vivir el deseo de ser mama y hacerlo realidad es muy bonito.
        A parte de eso, me parece que dignifica su vida. Ella entiende que todo el mundo tenemos derecho a ser felices.
        Que un hijo complementa una vida que se ve truncada por la naturaleza y que no deja un ápice de fuerza para luchar.
        Que mejor que una experencia de ser madre primeriza, o de tener varios hijos y ver la grandeza que puede despertar el instinto maternal.
        Yo soy mama subrogada y creo fielmente que el deseo por ser mama crea un vínculo incondicional con el bebe.
        Creo qel el pensar que la mitad de su código genetico es el tuyo y la otra mitad de su padre hace más férreo el amor parental.
        Tess parte de la necesidad de ser mama de manera natural, antes de ser vientre de alquiler y creo que eso es importante.
        De esta manera puedes conocer al amor hacia un hijo como algo puro, y entender que hijo es aquel a quién se cría y educa.
        Es decir, parir no implica amor hacia un hijo ni mucho menos, el amor y el cariño se va dando con el paso de la vida.

        Comentario


        • #5
          Desde la frontera norte, una madre subrogada accede a ser entrevistada por teléfono. Adrianna Schneider, de 20 años, vive en Tijuana.

          Al igual que Miriam es madre de alquiler, pero a diferencia de ella, recibe una remuneración económica por prestar su vientre. Se encuentra en su último trimestre de embarazo, siendo ésta la segunda vez que dará a luz a un hijo ajeno.

          A pesar del dinero que recibe , Adrianna es motivada por el deseo de ayudar a la pareja.

          “Lo hago porque me nace. Es una gran responsabilidad. Es como cuando alguien te presta su laptop, dices si le pasa algo me va a ir muy mal. Imagínate una vida. Recibo al final una remuneración económica, yo les digo que lo que me quieran dar está bien. Adrianna recibió de su primer embarazo 30 mil dólares.

          Además de gestar al bebé, ha sido también donante de óvulo. Para ella, lo más difícil fue ver “que en sus rasgos se parecía más a mí que al papá”.

          Admite que durante el embarazo se crean lazos especiales con el bebé, no obstante no podría decidir quedarse con él puesto que supondría una enorme desilusión para los padres. No quisiera jugar con los sentimientos de las personas cuando se trata de su deseo más profundo; el de ser padres.

          Adrianna pronto dará a luz, será la segunda vez que entra al hospital y sale sin un hijo. No descarta la posibilidad de volver a prestar su vientre en un futuro.

          ¿Qué precio tiene la vida? Algunos podrían debatir una fortuna, otros defender su gratuidad. Lo cierto, es que actualmente existe un mercado fuera de la legalidad sustentado en un servicio: la renta de úteros.

          “Todo puede ser un súper negocio. Puede haber una gran falta de ética en muchos sentidos. Por ejemplo, te dicen que te van a hacer una inseminación artificial y lo crees, pero la única manera de comprobarlo como paciente es mediante el embarazo”,

          Comentario


          • #6
            Johana he leido la historia y me doy cuenta de las contraprestaciones que ser madre de alquiler puede tener.
            Creo que entrar al hospital embarazada y salir sin bebe debe de ser un shock importante.
            No obstante las chicas que prestan su vientre a las familias han pasado varios psicólogos para que este tipo de proceso sea mejor llevado.
            Estan sometidas a varias terapias para que puedan canalizar esto de la mejor manera posible.
            Es más muchas son conscientes de lo que estan haciendo y son consecuentes con sus actos.
            Otras pueden pasar un trance complicado desde que paren hasta que son conscientes que el bebe ha sido entregado y no puede mantener contacto con él.
            He leido en muchos foros que la mejor situación son aquellas madre que han tenido familia de manera natural anteriormente y luego por dierentes motivos optan por alquilar su vientre.
            Hay algunas que lo hacen por necesidad, ya que las condiciones en su país son muy precarias.
            Otras lo hacen de manera altruísta por el simple hecho de ayudar a aquellas familias que están imposibilitadas para ello.
            Creo que todo depende de como se mire y de como una persona pueda ver la vida.
            Yo como madre subrogada agradezco a la chica que gestó a mi bebe, si no hubiera sido por ella, hoy sería la persona más infeliz del mundo.
            Créanme cuando les digo que para las mujeres que no podemos concebir este método es una salvación a nuestra infelicidad.
            Hay veces que te metes en un pozo tan profundo y tan ilógico que no ves nada más allá que la propia infelicidad.
            Puede parecer un tema que mucha gente lo trata con frivólidad y sin tener en cuenta la situación de cada familia, pero es algo que va más allá de la razón.
            Tanto es así que hay un montón de grupos en terapia para tratar estos temas, porque conllevan a la infelicidad del alma.
            Si esto estuviera legalizado en muchos países no sería objeto de negocio por parte de las empresas o clínicas.
            En mi caso Biotexcom me enseñó dónde iba destinado mi dinero, cada partida y cada salida.
            Para mi era necesario saber que tanto mi bebe como la persona que lo gestaba gozaban en todo momento de una seguridad médica y sobretodo que todas sus necesidades estuvieran cubiertas.
            Creo fielmente que su legalización conllevaría a la normalización y a que todo el mundo pudiera tener la opción de elegir este proceso para ser padres,

            Comentario


            • #7
              Preciso compartir mi experiencia como madre de un niño de embarazo subrogado.
              El embarazo subrogado es un camino más a la felicidad de ser padres, aunque en España parece que es pecado.
              Tanto que nos condenana a todos aquellos que queremos ser padres de una manera u otra.
              Las personas siempre nos tratan de locos por hacer los que nos dicta nuestro corazón.
              Mi historia aparecío por una difunción congénita de mi útero que siempre sabía que habia estado ahí.
              Muchos años de diversos tratamientos nos hicieron llegar a la conclusión que el embarazo natural era imposible.
              Mi marido me abrio los ojos nada más enterarnos de la triste noticia.
              El había oido hablar de la maternidad subrogada porque es un hombre que trabaja en muchas partes del mundo.
              En uno de sus viajes de negocios a Ucrania se cruzó con la clínica Biotexcom y esto marco un punto y aparte en nuestras vidas.
              Nos panteamos y finalmente elegimos uno de sus programas de embarazo subrogado.
              Desde el primer momento nos sentimos acompañados y asesorados por la clínica.
              La manera de asesorarnos en la eleccion de la gestadora nos hizo tener más empatía hacia el proceso.
              Las revisaciones médicas, los varios intentos de fecundación, el chequeo de parto, hablan de los profesionales que tiene a su cargo.
              En todo momento se nos doto de toda la información que nos hicera falta para seguir apostando por ellos.
              La portadora fue uno de los punto cruciales ya que erea maravillosa y nunca nos alejo de su gestación.
              Se que hay veces que por prescripción medica no se recomienda tener contacto con la gestadora, pero ese no fue nuestro caso.
              Incluso rnoa acabaron resolviendo todo lo legal, porque tramitaron todo ante la embajada.
              Por tanto, no hemos tenido ningún inconveniente de regresar con nuestro niño en brazos y que sea un ciudadano español más..
              La experiencia ha sido totalmente positiva, hoy tener a mi niño en casa contagiando alegría, confirma que decidimos lo correcto.
              Si hay alguien que se suma a nuestra comuna que no se achante ni tenga miedo a nada.
              La vida nos pone muchas trabas pero también nos ofrece mucho caminos para que seamos felices.
              Lo único que necesitamos es la colaboración por parte de los gobierno y que todo esto sea cada vez más facil,

              Comentario

              Trabajando...
              X