Welcome!

Welcome to our community forums, full of great people, ideas and excitement. Please register if you would like to take part.

This is extra text with a test link..

Register Now

Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

¿Cómo nací? pregunta mi niño de embarazo subrogado

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • ¿Cómo nací? pregunta mi niño de embarazo subrogado

    No hay nada como educar desde la experiencia…
    Esto es algo que a muchos nos asalta como duda cuando nuestro niño va creciendo.
    Y sabemos, o por lo menos así lo creemos, nos preguntará en algún momento.
    Por suerte hay bibliografía la respecto, que ayuda a entender esto de dos mamás, o tres, o dos papás...
    Como el de Katharina von der Gathen, pedagoga sexual, "Cuéntamelo Todo"
    Y orientarnos parta ese momento es lo que hizo a la hora de escribir este libro…
    Muy buenas herramientas para nos, los padres que hemos optado embarazos diferentes, o familias homoparentales.
    Es un nuevo mundo de las relaciones, que ya son más que comunes y no podemos seguir intentando esconder.
    Con mi pareja hace dos años tuvimos nuestro primer hijo, tras doce años de búsqueda y muchos tratamientos sin resultados positivos.
    Por fin nos incorporamos a un programa de embarazo subrogado, donde encontramos la guía y contención que precisábamos.
    También debo destacar que mi mayor miedo era encontrar la madre portadora, y la verdad que tienen una gran cantidad de lo más variado.
    Y fue tan buena su profesionalidad que hoy es una amiga de la familia y la tía de ucrania de mi hijo.
    Por suerte el otro miedo que teníamos con mi marido, el papeleo legal, no fue nada complejo porque ellos mismos resolvieron todo.
    La verdad que evaluamos positiva la experiencia, con algunos inconvenientes mínimos, pero positiva en general.
    Hoy disfrutamos a nuestro niño en casa y ya pensamos en buscarle el hermanito.
    Y obviamente iremos por la misma vía, que recomiendo sin dudar a las parejas que estén en una situación parecida a la nuestra.

  • #2
    ¿Quien es mi mamá? ¿Porque tengo dos papás?
    Los adultos nos hacen sentir incómodos estas preguntas, es inevitable.
    Pero tenemos que intentar responderlas con la mayor naturalidad posible, como bien dicen aquí.
    Esconder las cosas no es la solución.
    Ni tampoco decirle al niño que ya lo entenderá cuando sea mayor o que es cosa de mayores.
    No son tontos, entienden las cosas.
    Somos nosotros los que nos tenemos que adaptar a la forma de entender suya.
    Tengo claro que cuando tenga a mi niño en brazos y lo acueste a dormir le voy a leer un cuento para explicar la gestación subrogada en lenguaje infantil.
    Tengo también otro sobre la donación de óvulos.
    Lo veo una buena forma, al final a los niños les encantan los cuentos y les ayuda a entender la vida.

    Comentario


    • #3
      Este tema es de gran importancia ya que ahora vivimos en un mundo más globalizado.
      Donde los avances de la ciencia crecen y ofrecen oportunidades en todos los aspectos de la vida del ser humano mucho de ellos en su beneficio.
      Estos avances e han visto básicamente reflejados en el sector de la tecnología comunicación y en el campo de la medicina.
      La novedad de las técnicas de manipulación genética, una de cuyas proyecciones es el llamado alquiler de vientres.
      Ha suscitado un sinnúmero de polémicas a nivel mundial atento los derechos en juego.
      Fundamentalmente, el eje en derredor del cual giran y confluyen todas sus consecuencias: la persona y su dignidad.

      Cuando de las personas se trata, las conclusiones no deben ser tibias, ningún aspecto que impliquen la dignidad y el honor puede quedar al desamparo.
      La suerte de quienes detentan el poder en un determinado momento de la historia.
      La tarea del científico consistirá, desde esta perspectiva, no solo en desarrollar descubrimientos que enaltezcan la calidad de vida.
      Sino, como contrapartida necesaria, en velar porque los mismos no se conviertan en herramientas de vulneración y manejo de lo más sagrado.
      La vida como objeto inseparable de la persona humana y, por ello, desarrollada en plena libertad.
      Sin otras influencias –salvo para quienes creemos en una Fuerza Superior- que hayan predeterminado su origen y destino.
      En los últimos años ha sido muy notable el avance que se presenta en la ciencia médica y especialmente en el campo de la biogenética.
      Existiendo así un gran auge en el panorama de la investigación y la experimentación, dando con esto una gama de oportunidades en este campo al ser humano.
      Los avances técnicos médicos sobre el organismo humano .es cierto que dichos avances crean problemas de dramatismo o asombro jurídico q asen plantear interrogantes a los conflictos de pretensiones o derechos a filiación que se crean ante el concurso, en alguna de la técnicas, de varios sujetos en el proceso de fecundación, cuya participación en principio, es un distinto intereses pero que al final puede revestir uno solo: la filiación del hijo.
      Así el bebé (o bebés) puede(n) ser hijo(s) biológico(s) de la madre sustituta (este tipo se denomina surrogacía tradicional, y es más controvertido), o ser fruto del óvulo (u óvulos) de otra mujer.
      Como una donante anónima o la contratante, (denominado surrogacía gestacional, este tipo está más aceptado), previamente fertilizada, implantado(s) en el útero de la madre sustituta mediante la técnica de transferencia de embriones, iniciada en la década de 1960.
      En este segundo caso, la gestante no tiene ninguna conexión genética con el/los bebé(s), siendo la madre biológica o la donante anónima la genitora del/de los óvulo(s).
      En la primera forma, la criatura puede ser el fruto de la inseminación artificial con esperma de uno de los miembros de la pareja que alquila o con el de un donante ajeno.
      Toda esta información se debe ir dando al niño, a medida que crezca y se complejise su forma de pensar.



      Comentario


      • #4
        Acabo de leer un interesante artículo de la Sociedad Española de Fertilidad acerca de cómo explicar a los hijos su origen cuando no tienen vínculo genético con los padres.
        Y conforme iba leyendo, me iba dando cuenta que una cuestión más complicada de lo que parece, y requiere un profundo debate personal entre los padres.
        De hecho, hay dos corrientes psicológicas bien diferenciadas al respecto.
        Quienes afirman que es importante explicarle cómo se gestó pero si recrearse en exceso en la identidad de la madre gestante.
        Y quienes abogan por mantener un contacto regular con la gestante y que los hijos sepan exactamente cómo, dónde y quién hizo posible que viniese al mundo.
        Sea como fuere, lo que sí creo fundamental es que los niños vean y tengan contacto con otros modelos de familia.
        Y perciban por ellos mismos que hay muchas formas diferentes de venir el mundo más allá de la convencional.
        De este modo no se verán a ellos mismos cómo los extraños y podrán intercambiar miedos o dudas con amigos.
        ¿Conocer a la gestante?
        Sin duda, es una opción muy personal.
        Muchos padres optan por cortar cualquier tipo de relación por miedo a que los niños confundan su papel.
        O no sepan separar muy bien a la madre gestante de sus padres.
        Probablemente por la idea todavía errónea de que la madre es aquella que da a luz.
        Para ello, hay que hacer entender a los hijos cómo funciona la gestación subrogada, cuál es su papel y porqué se recurrió a ella.
        Si se opta por tener un contacto regular y habitual con la mujer que dio a luz.
        Hay que tener siempre presente que los niños no confundan cuál fue su papel durante el proceso de gestación subrogada.
        ¿Cómo explicarlo?
        En este sentido, últimamente están apareciendo miles de cuentos y juegos para niños en lo que se reproducen modelos de familia diversos.
        Desde madres solteras, parejas homosexuales, hombres solteros, familias LGTB
        Además, también suelen explicar de modo didáctico y divertido las diferentes formas en las que una persona puede venir al mundo.
        Y que la “tradicional” es sólo una más de las muchas existentes.

        Comentario


        • #5
          Un bebé nacido a través de la gestación subrogada es hijo de los padres genéticos.
          En España mantenemos la propiedad por paricion de vientre.
          Cuando el mundo demuestra a cada minuto que madre esquine lo cría, lo ama, lo ayuda a crecer.
          Que Ucrania tenga unas leyes específicas que regulan y permiten la maternidad subrogada, nos ayudó a decidirnos por este hermoso país.
          Uno de los aspectos más importantes de todo proceso de maternidad subrogada es la elección de la madre subrogada o madre gestante.
          De hecho, es la persona que llevará 9 meses al futuro hijo y la que lo dará a luz, con lo que es imprescindible llevar a cabo una elección responsable y segura.
          Para todos aquellos que ya estés inmersos, estaréis de acuerdo en que es una de las decisiones más trascendentales en toda gestación por subrogación.
          La madre subrogada debe cumplir una serie de requisitos y pruebas médicas preliminares y obligatorias que certifiquen su buen y saludable estado físico como psicológico.
          Entonces no hablemos de alquiler, ni compra de bebes, son nuestros niños, gestados por nosotros, y paridos por una amiga de la familia.
          No seamos jueces sino no somos parte, una nueva paradoja para este tema.
          Y con esa misma determinación explicarle y contarle a nuestros niños

          Comentario


          • #6
            "Aita, ¿y yo cómo nací?". Mientras ese enano que apenas levanta unos palmos del suelo espera con los ojos muy abiertos una respuesta más o menos convincente, el padre confuso se saca de la chistera de la paternidad una pequeña historia protagonizada por el amor... y una cigüeña que pasaba por allí.

            Si la criatura fue concebida y alumbrada a unos cuantos miles de kilómetros más allá de la muga, mediante una técnica de nombre tan califragilístico para la razón infantil como es la gestación subrogada, todo se vuelve más complejo. Más extraño. Más confuso. De la boca de Nico, de 5 años, jamás ha salido esa pregunta.

            No ha hecho falta. Marcos frisa los 40, es muy del Athletic, muy en pareja hace 14 años, y Mica su mujer sin útero por un accidente de niña, pero ambos convencidos d eser padres.
            También cansados de esperar en el infierno burocrático de la adopción, ya cerca de los cuarenta no lograron ni una sola respuesta.

            Ajeno a movimientos, colectivos y asociaciones, Marcos tampoco se siente en absoluto identificado con los casos más mediáticos, aquellos que pusieron de moda hace ya unos años el término 'vientres de alquiler'. "Me parece frívolo y poco ajustado a lo que de verdad es la paternidad subrogada", resuelve, mientras por el otro lado del teléfono se escucha canturrear a su hijo, que conoce por fotos a la madre. Craso error. "No, no, no, no... aquí no hay madre. Ella fue la gestante", se apresura a corregir, con un levísimo bufido y algo irritado. No es la primera vez ni será la última.

            Estas nuevas familias se han acostumbrado a bregar con toneladas de imprecisiones y prejuicios, fruto del desconocimiento social más absoluto de una técnica de reproducción, que consiste en que es una mujer ajena a los futuros padres la que gesta el embrión (resultado de una inseminación artificial o de una fecundación 'in vitro') y posteriormente da a luz al bebé.

            A pesar de que el proceso se realiza siempre en el extranjero, cada vez más niños en España vienen al mundo gracias a este método, no sólo de aquellos con uno o dos aitas. También, y de forma mayoritaria, en familias formadas por parejas homoparentales.

            Ella no tuvo que pasar por un parto, pero vivieron con la misma intensidad una gestación que se desarrolló a cientos de kilómetros del municipio alavés y en el que, en lugar de antojos, vómitos y molestias, tuvieron que hacer frente a "duras negociaciones" y trámites burocráticos que parecían no tener fin. "Después de elegir a la gestante, firmar los contratos y dejar la muestra biológica, el 28 de enero de 2014 me confirman el positivo.

            El embarazo pasó rápido, cada dos semanas recibíamos un vídeo en 4D y el 22 de septiembre volamos para el parto. El día 27 de septiembre nacieron. Y fue el día más feliz de nuestra vida.

            Comentario


            • #7
              Hoy quiero daros a conocer unos cuentos sobre gestación subrogada que han escrito Denis Zamaro y Luis Moya Albiol, uno dirigido a los niños y otro dirigido a adultos.

              El objetivo es normalizar a las familias como la suya, sean heterosexuales u homosexuales, pero que no tienen capacidad de concebir un bebé, además de proporcionar una herramienta pedagógica que explica a niños y a adultos qué es la gestación subrogada, a la vez que contribuye al desarrollo ético y moral de la sociedad.

              Denis y Luis son pareja desde hace más de 20 años y matrimonio desde hace tres, y son padres de Ornella, una niña que nació del amor entre ambos y del de la mujer que la gestó motivada por hacer realidad el sueños de una pareja de ser padres. Y también son los autores de los cuentos sobre la gestación subrogada, el título dirigido a los niños es Papa, papi y yo, se trata de un cuento que relata la historia de una niña nacida por gestación subrogada y que tiene dos papás.

              Eric y su familia es el título para adultos de un cuento que relata la historia de un niño nacido por gestación subrogada y que tiene una mamá y un papá.

              Con estos cuentos, Denis y Luis, profesor de italiano en la Escuela Oficial de Idiomas de Quart de Poblet (Valencia) y profesor de psicobiología en la Universidad de Valencia, respectivamente, no sólo pretenden concienciar y aportar normalidad a la gestación subrogada, también a la diversidad familiar existente hoy en día, y a la posibilidad de formar familias felices, en parte gracias a los avances científicos, así como al conocimiento y al desarrollo ético y moral de la sociedad.

              Estos cuentos con ilustraciones de Mercedes Balaguer, están redactados con textos sencillos y con un lenguaje didáctico para el entendimiento y desarrollo de los niños. De momento sólo están disponibles en castellano, pero se está valorando traducirlos a otros idiomas debido a la gran aceptación que están teniendo y al deseo de ayudar a muchas familias.

              Los cuentos sobre gestación subrogada están disponibles en algunas librerías y también se pueden solicitar directamente a los autores por correo electrónico, para conocer más detalles podéis acceder a su blog a través de este enlace. Cada libro tiene un precio de 12 euros y si se compran los dos se reduce a 10 euros, es decir, 20 euros los dos cuentos (más gastos de envío).

              Por cierto, Denis y Luis van a ser papás de su segunda hija, Oriana, el próximo mes de marzo, cuando otra vez viajen a Ucrania por estos maravillosos regalos de la ciencia.

              Comentario


              • #8
                Originalmente publicado por Luciano Ver Mensaje
                ¿Quien es mi mamá? ¿Porque tengo dos papás?
                Los adultos nos hacen sentir incómodos estas preguntas, es inevitable.
                Pero tenemos que intentar responderlas con la mayor naturalidad posible, como bien dicen aquí.
                Esconder las cosas no es la solución.
                Ni tampoco decirle al niño que ya lo entenderá cuando sea mayor o que es cosa de mayores.
                No son tontos, entienden las cosas.
                Somos nosotros los que nos tenemos que adaptar a la forma de entender suya.
                Tengo claro que cuando tenga a mi niño en brazos y lo acueste a dormir le voy a leer un cuento para explicar la gestación subrogada en lenguaje infantil.
                Tengo también otro sobre la donación de óvulos.
                Lo veo una buena forma, al final a los niños les encantan los cuentos y les ayuda a entender la vida.
                Luciano tienes toda la razón.
                Yo soy mama subrogada y creo que la educación que le estoy dando a mi bebe es la adecuada.
                Un niño es un ser indefenso y lleno de dudas. Creo que todos a sus edades éramos iguales.
                Te planteas problemas existenciales y ves que el mundo es muy grande y tu se sientes muy pequeño.
                Gracias a Dios cada vez se van desidealizando la figura del papa y la mama feliz que se casan y acto seguido tienen hijos.
                Es más el modelo de familia cada vez va tornando otra idea diferente a la que nos inculcaron cuando éramos pequeños.
                Cada vez se ven modelos de familias monoparentales, homosexuales, relación entre parejas separadas.
                Esta claro que cada vida es un mundo y que la educación debe radicar en la normalización.
                Mi educación de basa en normalizar toda situación y hacer entender porque se ha llegado así.
                También que todo camino a recorrer supone un riesgo, y ese riesgo se debe superar de la mejor manera posible.
                Que no todo final es feliz, es más, que desafortunadamente la mayoría de los finales no acaban bien y que hay muchas trabas que sortear en el camino.
                Pero ahí reside la voluntad y la fortaleza del ser humano.
                Que debemos valorar cada acción en el amor, todo se fundamenta en el amor hacia el prójimo y sobretodo hacia uno mismo.
                Que es muy necesario llenarse de fuerza positiva y atraer todo lo que sea formativo.
                Con esto quiero dar a entender que la educación hacia la normalización de situaciones es esencial.
                Ánimo porque los hijos son las proyecciones de sus padres.

                Comentario


                • Luciano
                  Luciano comentó
                  Editar un comentario
                  Gracias Roberta por tus palabras, y coincido plenamente que los hijos son los reflejos de sus hogares.
                  Por suerte nuestras sociedades igualmente avanzan a la tolerancia, poco a poco pero a pie firme.
                  Nuestros niños sin duda marcaran la diferencia cuando sean jóvenes, como los hijos de tantas parejas diversas.
                  Y esos cambios ni los percibimos muchas veces, ocurren sin que los explicitamos a los más pequeños.
                  Una anécdota de mi cuñado, ellos llevan 12 años de casados y 4 hijos de forma tradicional, el menor de ellos esta en kinder y les hicieron el famoso trabajo de dibuja tu familia. Al llegar a su casa pregunto a mamá donde estaba su otro papá, porque de 12 compañeritos era el único con un solo papá y una sola mamá.
                  O sea que para los niños ya es normal los tuyos, los míos y los otros, jajaja
                  Y nosotros sin saber como explicarlo, como digo en mi escrito, los prejuicios son nuestros.
                  Más allá de las voces condenatorias que hoy todavía se escuchan, aunquie cada vz menos, llegará el moemnto de reconocer la gestión subrogada como un tratamiento más.

              • #9
                Era una agonía. Todo me preocupaba. Pero lo peor era pensar en qué le diría a mi hijo cuando creciera. "Fui incapaz de llevarte en mi vientre, así es que busqué un útero mejor". La duda me atormentaba. ¿Sería en verdad su madre? ¿Me gritaría algún día: ¡no me des órdenes, si no me tuviste!?

                Traté de concentrarme en lo positivo. Por lo menos, nadie podría cuestionarme que yo lo criaría y amaría más que a nadie. Me empezó a pasar algo muy curioso. Mientras más engordaba Cathy con el embarazo, más feliz me sentía yo de no ser la embarazada. ¡Qué placer no tener sus molestias! No sentirme inflada ni pesada, no tener que caminar como pato por el peso, ni dormir mal.

                Me fui a hacer rafting al río Colorado, y a esquiar en las lomas cercanas. Celebraba mis noches de vacaciones tomando un whisky. Veía a mis amigas, de mi edad, con sus pies hinchados como empanadas. Yo era una gacela en comparación. Inventé un término: "Gummy". Todas nosotras éramos "gummies" o "grown–up–mommies". O sea, mamás creciditas. Ninguna tenía menos de 37.

                Yo sería pronto una gummy. Sólo que me estaba saltando la parte pesada. Era como acceder al premio de la lotería sin comprar el boleto.

                Y Cathy era lo mejor que me había pasado: era empática, respetuosa y cariñosa. Hasta me envió un regalo de cumpleaños cuando tenía cuatro meses de embarazo. Era tanto lo que yo le debía a ella... y cuando Max nació, ella me hizo otro regalo: una estatuita de una familia de tres miembros... Busqué libros sobre el tema, no encontré casi nada en la relación entre una madre estéril y su madre sustituta.

                Igual me daba vergüenza explicar que estaba esperando a un hijo con mi estómago plano... Por ejemplo, cuando en mis clases de yoga tuve que decirle a la encargada que si me llamaban por el parto tenía que interrumpirme como fuera. Me empecé a desesperar por cualquier cosa.

                Uno de los conserjes de mi edificio en Nueva York tuvo la mala idea de decirme que su mujer había tenido su guagua apenas quince minutos después de debutar con las contracciones uterinas. Casi me morí. ¡Cathy vivía a dos horas! ¿Y si me perdía el parto de mi hijo? Mi hermana me organizó un baby shower.

                Dos semanas antes de la fecha de parto, Cathy me avisó que estaba dilatada en tres centímetros.

                De inmediato, reservé un hotel cerca del hospital en Pensilvania y prometí a mi marido despertarlo a la hora que fuera ante la inminencia del nacimiento. Eufórica, manejé por la carretera con un letrero de "Guagua a bordo" instalado en la ventana de atrás. Alcancé a pasar dos agradables días con Cathy y su familia antes del parto.

                Un viernes, mi madre sustituta se internó. Charles no supo cómo se subió al auto y salió disparado hacia Pensilvania. Como en un cuadro de Norman Rockwell, las dos familias nos abrazamos, una escena totalmente doméstica, si no hubiera sido por el hecho de que una de las mujeres iba a tener al hijo de la otra.

                A las 15:49 de la tarde, Maxime llegó a nuestras vidas. La sala de partos parecía una sala de conferencias: había un médico, dos enfermeras, Cathy, su marido y sus dos hijas, Charles y yo. Me pasaron las tijeras y corté el cordón umbilical.

                Un sacerdote católico me dio a entender que la Iglesia no aceptaba estos procedimientos. No todo el mundo nos felicitó. También encontramos incomprensiones. Comentarios desafortunados y malévolos, sobre todo de mujeres. Yo no me convencía.

                Y, un día, sentada en mi terraza, los sentimientos de confusión e inseguridad que había suprimido durante dos años, me cayeron en cascada. ¿Habíamos hecho lo correcto? ¿Era natural todo esto? ¿Le habíamos torcido la mano a la naturaleza?

                Charles me tomó la mano y acalló mis dudas. "Éste es nuestro hijo. Nosotros lo hicimos en un bowl de vidrio donde nuestros cuerpos se juntaron. La ciencia lo tomó y lo implantó en el cuerpo de otra mujer para que creciera. Pero es nuestro, nosotros le dimos la vida. Y ahora está con nosotros. Eso es todo".

                Morir sin tener hijos era para nosotros, morir dos veces. Tu propia muerte y la muerte de esa inmensa oportunidad que es un hijo.

                Mi marido me entendió: él ya tenía seis niños de matrimonios anteriores. Nunca se me ocurriría defender la infertilidad, pero debo reconocer que cinco años sufriendo este drama es una prueba de fuego para cualquier pareja: en nuestro caso, nos fortalecimos.

                Comentario


                • #10
                  Un niño es una bendición de Dios y cada vez que alguien insulta la subrogación va en contra de estos niños.
                  Creo que no se puede caer más bajo que no aceptar a un niño que es fruto del amor de unos padre que han tenido que subrogar un embarazo.
                  Para muchas personas la subrogación es un atentado contra la naturaleza.
                  Para otros la subrogación es la salvación a sus problemas y al esperanza abierta a la vida.
                  Nadie es quien para juzgar a otra persona porque cada quien actúa en función a sus convicciones.
                  No puedo entender que haya personas que se sientan en la libertad o en el derecho de dictaminar sus leyes a los demás.
                  La libertad no solo es un mero concepto sino que es un derecho que tenemos todos aquellos que queramos optar a lo que queramos.
                  Con esto quiero expresar mi desacuedo absoluto a aquellos que osan con frialdad de acusarnos de algo que no hemos cometido.
                  Condenar a una persona por intentar ser feliz es lo más bajo que está llegando a hacer el ser humano.
                  Yo puedo enternder que haya personas que no compartan o no entiendan la maternidad subrogada.
                  Hasta ahí bien, pero de ahí a insultar y condenar como delito un hecho que esta legalizado en otros paises me parece de aborrecer.
                  No todo el mundo tiene la suerte de poner tener una familia de manera natural, porque la misma naturaleza se lo niega.
                  Es cierto que podemos optar por la adopción, pero quizás para nosotros tampoco es válido eso.
                  Creo que se debe de respetar el que quiera optar solo por la subrogación sin antes someterse a la adopción.
                  Al final es una acción que decide cada persona en función de sus convicciones y de sus tradiciones.
                  Creo que los niños son frescura, vida, ilusión y esperanza.
                  Al final un niño entenderá que su madre no es la que le ha parido sino la que le ha cuidado y amado durante toda su vida.
                  EL amor, el respeto y el estar incondicionalmente con él es lo que le otorga del derecho de ser madre.
                  Es más la experiencia lo demuestra, que la mayoría de niños que se crian con sus abuelos el núcleo es más de paternalidad que de otra cosa.
                  Un niño va donde le dan cariño incondicional, donde lo quieren y donde se siente correspondido.
                  Eso es lo que tiene que premiar por encima de todo, de manera que da igual de donde él provenga,

                  Comentario


                  • #11
                    Gork es logico todo lo que dices porque un bebe es un bendicion que muy pocos tienen.
                    Algunas personas luchamos y luchamos contra todo para que eso nos pase a nsotros.
                    Pero no tenemos la misma suerte sino todo lo contrario.
                    Muchas personas se dan el lucho de juzgarnos continuamente.
                    Y lo hacen coo si el peso de la justicia con sus palabras cayera sobre nosotros.
                    Sinceramente me parece tan ridiculo que no dejo que esto tenga cabida dentro de mi vida.
                    Si algo he aprendido con mi bebe es a relativizar todo y pensar lo que realmente es importante.
                    Y para mi lo primero es mi hijo que me ha inyectado las ganas de vivir desde que le mire a lo ojos.
                    Se que el sabe que es un niño más y para él yo soy su obsesión completa.
                    Puede que haya personas que no lo entiendan pero no es madre quien subroga sino quien cría.
                    Y eso es tan sencillo como saber que la educacion de nuestros hijo recaen sobre nosotros.
                    Es decir que si les educamos son valores como el respeto y la libertad ellos entenderán nuestra situación.
                    Creo que cada vez hay menos empatía entre las personas que gobiernan y viven en este mundo.
                    Es algo que me da realmente mucha pena porque heos venido aquí para ser felices.
                    Creo que nadie se merece tener un camino de piedras y no se repete que las pueda saltar.
                    Si la subrogación existe es porque hay gente que piensa que no es malo ni fisica ni moralmente.
                    Yo soy de las que opino que tenemos que ser felices y si es necesario pasar por delante de la moralidad se hace.
                    Moralidad que por cierto viene impuesta por los demás no por nuestras propias creencias.
                    Creo que eso aún es mucho más triste y más duro que la propia elección de la subrogación.
                    Con esto quiero dar un toque de antencion y decir que lo niños son VIDA y si ellos este mundo se iría a pique,

                    Comentario

                    Trabajando...
                    X